Proto Monasterio

 

El monacato ortodoxo tiene como base las antiguas reglas de San Pacomio y de San Basilio. A este esquema fundamental y básico se añade el typicón o carta fundacional de cada monasterio. Este typicón describe los usos y costumbres propias de cada núcleo monástico.

El monje ortodoxo respeta unos horarios muy estrictos de oración, celebraciones litúrgicas y trabajo sin dejar de obrar la caridad y ayudar a los demás en la mayoría de los casos, pero completamente devoto a la castidad, pobreza y obediencia. En algunos casos hay un régimen más estricto de visitas aunque no del todo de clausura, como por ejemplo en los monasterios del Monte Athos. Individualmente también cada monje o monja puede optar por retirarse del todo de la vida común del monasterio como eremita, en oración, ayunos y penitencia, pero siempre bajo la custodia del abad y de su confesor.

Nuestro Proto Monasterio San Basilio, fue fundado como Casa dependiente de nuestra Venerable Orden Monástica San Atanasio de Alejandría, cuyo Abadía se encuentra en Sao Paulo, Brasil. Para Chile, nuestro Abad, dejó a cargo al Hieromonje Basilio que tiene a su cargo la formación de aspirantes y postulantes a la vida monástica.